Mentes Criminales Wiki
Advertisement

Kenneth Roberts es un asesino en serie y terrorista. Mato a 3 personas y tuvo 6 intentos.


Apariencia[]

En su bombardeo al autobús, uso un traje de cuerpo completo, usa una camiseta gris y una chaqueta contra el frio encima y pantalones marrón claro, sus ojos son marrones, tiene el cabello negro y tiene barba.

Personalidad[]

Es muy organizado, meticuloso y muy inteligente, es enojado, distante, propenso a una ira violenta repentina.

Historia[]

Nacido en algún momento de 1981, Kenneth fue adoptado a una edad temprana. Su madre adoptiva murió cuando él tenía ocho años. Varios años después, su padre adoptivo necesitó una transfusión de sangre. Cuando Kenneth intentó donar su sangre, se descubrió que no tenían nada genéticamente en común. Antes de morir, su padre adoptivo le confesó a Kenneth que fue adoptado. Kenneth trató de encontrar a su madre biológica, pero no pudo porque los registros estaban sellados; sin embargo, se enteró de que fue adoptado en Youngstown, Ohio. Casi al mismo tiempo, descubrió que la profesora de literatura posmoderna y escritora de ciencia ficción de un éxito, Ursula Kent, había dado a su hijo en adopción allí, el mismo año en que Kenneth fue adoptado. Esto, combinado con la trama de su novela, Empty Planet, hizo creer a Kenneth que Úrsula era, de hecho, su madre biológica. Para estar cerca de ella, se mudó a Seattle y estudió con ella en la Universidad St. Denis.

Durante este tiempo, Kenneth comenzó a creer que Empty Planet era una profecía del futuro y que él era el héroe de la historia. Más tarde se unió a la Brigada Freedom From Technology, o la FFT Brigade, un movimiento de activismo anti-tecnología con sede en Seattle. El 8 de octubre de 2006, la brigada fue responsable de un ataque a un laboratorio de ciencias, en el que un joven atacante disfrazado destrozó varias computadoras mientras gritaba: "Pronto seremos los esclavos y las máquinas serán los amos". Anteriormente, durante la primavera, la Brigada FFT también fue responsable de destruir cuatro computadoras en un cibercafé ubicado cerca de la Universidad de St. Denis usando bombas de disquete. Dejaron una nota que decía "En última instancia, serás tan obsoleto como la tecnología de tu cementerio" con una imagen toscamente dibujada de un robot con una flecha en la parte inferior de la nota. Era muy probable que Kenneth fuera al menos uno de los perpetradores de ambos incidentes.

Advertisement